USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar

Togados - Formulario de Querella por delito de homicidio por imprudencia profesional.

Querella por delito de homicidio por imprudencia profesional.

Identificador: 2013082520394000056

Estimado: No
Formato Word, 13 páginas
Fecha de actualización: 06/11/2016

Descripción del formulario

Querella por delito consumado de imprudencia grave, cometido por profesional médico, con resultado de muerte, del artículo 142, apartados 1 y 3, del Código Penal.

...En definitiva, el citado doctor olvidó que está obligado con la sociedad, a la que sirve desde su profesión, a poner todo su arte y ciencia en cada acto médico, individual o colectivo, siguiendo el principio hipocrático de “tratar según desearía ser tratado”; no le exigen los querellantes un acierto total y absoluto en un diagnóstico en el que cualquier profesional podría tener error racional por las dificultades que presentaba, pero sí que le exigen actuar de acuerdo con la lex artis, poniendo todos los medios a su alcance para diagnosticar y saber valorar e interpretar cuantas pruebas diagnósticas se hayan solicitado, constituyendo la vulneración de esta obligación de medios, concretada en el abandono, desidia, y dejación, de sus más elementales obligaciones, la generadora de la imprudencia que los querellantes vienen a denunciar.

La clara infracción del deber objetivo de cuidado por parte del querellado, supuso un mal efectivo y concreto, en el caso que se denuncia; el resultado no fue otro sino la muerte del paciente.

Asimismo, la relación causa-efecto entre la actuación negligente y el resultado dañoso también es palpable, toda vez que si el querellado hubiera puesto todos los medios a su alcance para conocer con la máxima prontitud cual era la grave patología que afectaba al paciente, la muerte del mismo no se hubiera producido y en cualquier caso más posibilidades hubiera habido de que tal resultado no hubiera acontecido, pues más posibilidades de tratamiento hubiera tenido aquélla patología; la misma reflexión cabe hacer respecto de la decisión del Dr. _______ de recetarle un fármaco contraindicado (nos referimos al _______ subcutáneo), sin que el paciente estuviera diagnosticado; y respecto de la decisión de trasladarlo, una vez diagnosticado, sin los medios idóneos que la urgencia y gravedad del caso requerían. En todo caso se evidencia que el actuar negligente del querellado significó un aumento del riesgo de que se produjera el funesto resultado, por lo que el profesional imprudente debe ser condenado...